¿Qué es el ozono y para qué sirve?

 

El ozono (03) es una molécula compuesta por tres átomos de oxígeno.

En estado natural el ozono es un gas algo azulado y con un agradable olor.

Aunque las moléculas de ozono se encuentran en el aire, éstas no sirven para desinfectar. Para conseguir esta función necesitamos generadores de ozono, también conocidos como ozonizadores. Estos instrumentos convierten el oxígeno en ozono y los difunden en el aire. 

 

El ozono es atraído por gérmenes, suciedad y bacterias, eliminando todos los agentes contaminantes al entrar en contacto con ellos y convirtiéndose de nuevo en OXÍGENO PURO.

No hay que olvidar que el ozono es el MAYOR desinfectante natural, 3000 veces más eficaz que el cloro y 7000 veces más eficaz que la lejía. Además, reacciona más rápidamente que agentes químicos como el cloro porque no es necesaria su disociación antes de que adquiera poder desinfectante.

Oxígeno

Ozono

kisspng-aerosol-spray-drawing-graffiti-t

Ozono

Virus

Bacterias

Protocolo de desinfeccción por ozono

  1. Recepción del vehículo por nuestro personal
     

  2. Desinfección por ozono mediante máquina profesional (20 minutos).
     

  3. Vehículo cerrado para la total efectividad del ozono (20 minutos)
     

  4. Limpieza con solución jabonosa y alcohol hidrolizado de todas las partes del coche susceptibles de ser tocadas con las manos y que puedan representar riesgo de contagio.
     

  5. Entrega del certificado de DESINFECCIÓN E HIGIENIZACIÓN con la descripción de los trabajos realizados, fecha y sello oficial.
     

  6. Entrega del vehículo al propietario/ conductor

Efectos desinfectantes del ozono
 

  • Efecto bactericida. Algunas bacterias, como las que provocan el botulismo, paralizan su crecimiento cuando las condiciones atmosféricas son adversas. Esto es, quedan en estado latente, pero si cambia algo como, por ejemplo, la temperatura o la cantidad de oxígeno en el ambiente, estas bacterias vuelven a proliferar. El ozono actúa contra cada una de ellas y las extermina. Además, frena el crecimiento de éstas e impide que vuelvan a aparecer.

  • Efecto virulicida. Los virus como el coronavirus, el de la gripe o el sarampión necesitan asentarse en células como las humanas para poder existir. Las moléculas de ozono actúan sobre los virus impidiendo que puedan convertirse en nuestros parásitos y, por tanto, mueren.

  • Efecto fungicida. El ozono es capaz de acabar con los hongos y con las esporas por las que se reproducen. Además de exterminar las colonias de hongos ya existentes en alguna superficie, con la ozonización se elimina cada espora que quedase en el aire.